Con intensidad hemos vivido Semana Santa en nuestra Parroquia


Con gran intensidad y mucha devoción, hemos celebrado la Semana Santa y el Triduo Pascual, en nuestra parroquia.

En cada una de nuestra comunidades se vivió el domingo de ramos, que tuvo una gran participación de fieles. Se trata de una celebración con mucha raigambre popular, por lo que los fieles acuden masivamente a la iglesia, aún aquellos que no lo hacen habitualmente.

Los días lunes y martes santos varios fieles participaron en la misa vespertina, preparándose para los días sucesivos.

El jueves santo, además de un par de celebraciones matutinas, con alumnos de colegios del sector, tuvimos la Misa de la Cena del Señor, en la iglesia parroquial, con participación de las tres comunidades de la parroquia. Se destaca el lavatorio de los pies, con la participación de niñas y apoderadas del Colegio María Auxiliadora. Además, la iglesia fue adornada con mesas en el pasillo central, las que contenía uvas y pan, para recordar la última cena de Jesús con sus apóstoles. Al final de la celebración, siguiendo las normas litúrgicas se trasladó el Santísimo Sacramento, al altar llamado monumento, donde quedó expuesto para la adoración que se tuvo apenas terminada la Misa y durante una hora.

El viernes santo, a las 16 horas se tuvo la celebración litúrgica de la Pasión del Señor, con la liturgia de la Palabra, la oración universal, la adoración de la Cruz y la Comunión.

 

 

 

Posteriormente, se tuvo el Vía Crucis, por las calles más cercanas a la iglesia parroquial, utilizando los textos que el Papa Francisco redactó para el Via Crucis que se celebró en el Coliseo Romano.

 

 

 

 

El sábado santo, por la mañana tuvimos confesiones y no prosperó la invitación a los fieles a participar de una meditación. En la noche, en cambio, a partir de las 21 horas, se tuvo la vigilia pascual, que comenzó con la liturgia de la luz o lucernario, en que se bendijo el fuego y el cirio pascual, ingresando luego al templo a oscuras, iluminado sólo por el cirio pascual y luego con los cirios de los fieles, hasta hasta llegar el cirio al pie del altar se encendieron todas luces, como signo de Cristo Resucitado que es nuestra luz. Esta primera parte de la vigilia concluyó con el canto del anuncio de la pascua o pregón pascual.

La vigilia continuó con la liturgia de la Palabra, consistente en la lectura de 7 pasajes del Antiguo Testamento, una Epístola y el Evangelio, con salmos y oraciones, constituyendo un verdadero resumen de la Historia de la Salvación. En este momento, también se cantó el Gloria y se tocó las campanas, además de descubrir las imágenes de ,los san tos que habían permanecido cubiertas desde el domingo de Ramos. esta parte concluyó con la homilía.

Concluida la homilía, se dio paso a la liturgia bautismal, la que consistió en la bendición de la fuente bautismal con el agua para los bautismos que se celebren durante el tiempo pascual. Esto, luego del canto de las letanías de los santos. esta liturgia concluyó con la renovación de las promesas bautismales y la aspersión a la asamblea con el agua recién bendecida.

La última parte de la vigilia fue la Santa Misa, solemne y alegre por la Buena Nueva de la resurrección del Señor.

El domingo de resurreción, se volvió a celebrar la Eucaristía, en cada una de las comunidades.

Todas estas celebraciones fueron presidiads por los nuevos sacerdotes de nuestra parroquia, los Padres Carlos de la Rivera y Luis Chávez y contaron con la colaboración del Equipo de liturgia, los grupos animadores del canto, el consejo pastoral y fieles en general.

Domingo de Ramos

Jueves Santo

Compartir

One Reply to “Con intensidad hemos vivido Semana Santa en nuestra Parroquia”

  1. Excelente luis y Carlos, les deseamos lo mejor. Un gran detalle este relato informe.
    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts